martes, 14 de abril de 2009

Me llaman mal... Censura!


Aunque parezca mentira, me pongo colorado cada vez que pienso que cuando era pequeño éramos mucho más “libertinos” que hoy en día, al menos en lo que a televisión se refiere. Y es que con el tiempo nos hemos ido aburguesando. Y donde antes había mamachichos y cafés maravillaos ahora hay anarosas y maría teresas.

Ya no salen tetas en la tele, y mucho menos en las series (ni siquiera en aquellas que prometen el paraíso si tienes un buen par). ¿Por qué las bollos de hospital central no tienen una tórrida escena de sexo en uno de los quirófanos? Y no nos pongamos a hablar de penes (o sí?). Los penes son los órganos históricamente más discriminados del cine y la televisión, desde que a la iglesia católica se puso a tapar el miembro viril en el arte clásico y renacentista. Ya de pequeño era muy difícil encontrar un pene catódico, solo en algunas de esas pelis eróticas de los viernes y sábados era posible encontrar alguno, eso sí con mucho disimulo y como mucho en estado morcillón (a no ser que Pasolinni nos sorprendiera con una erección). Debe ser que a nadie le importan los penes, es una pena.


Image Hosted by ImageShack.us

Y no será porque los penes no son fotogénicos y que no dan bien en cámara. Son tan escasos en la tv y el cine que cuando hay un desnudo integral (por no hablar de erecciones) nos sorprende tanto como si no hubiésemos visto ninguno, ni el propio siquiera.

Pero vamos que no quería hablar yo de penes, por mucho que me tiente, quería hablar de censura, ya sea televisiva moral, mental o auto impuesta. ¿Dónde está el erotismo?

Concursos tan sexista pero tan llenos de color como “Ay que calor” quedarán en el olvido (un olvido quizás merecido). O series fuera de tono como la “serie rosa” se echan de menos entre tanto insulto y tanta carnicería televisiva.

Y es que no hay derecho, en los 90 mis series de de animé fueron salvajemente mutiladas por las APA’s españolas, que ganas de joder, desde Dragon Ball y las bragas de bulma a todos los desnudos de Ranma.

Ranma no tuvo una sexualidad sana por culpa de Antena Tres

La censura es un elemento absurdo creado por las mentes más sucias y depravadas (mucho más que las nuestras) que existen, aquellas a las que un desnudo o una palabra mal sonante son mucho más destructivos que una bomba atómica. Y no sólo se ocupa de esconder la desnudez, la censura va mucho más allá.

Los americanos, pioneros en todo, inventaron a mediados de los 80 la pegatina de Parental adversory content para advertir a los padres que determinados grupos de rock pervertían la inocente mente de los adolescentes. La pegatina, que se colocaba en las portadas de los discos, paso de padres a hijos y de heavies a raperos y llegó hasta la mismísima Britney!! Y es que llevar la pegatina en la portada de tus discos se convirtió en sinónimo de éxito salvo para las bandas sonoras Disney, claro.


La cuestión es que este estado de lobotomía general llega a ser ridícula. Y digo esto porque a ver qué pinta la dichosa pegatina en un disco de Haze, y además en inglés, que tipo de advertencia es esta?

La censura también aparece cuando las portadas de los discos, la mayoría de veces por un contenido erótico festivo de lo más llamativo:

la portada era fuertecita, desde luego...


"Cuidado con Paloma, que me han dicho que es de goma"


Esta debieron censurarla por costumbre


Encuentra las 7 diferencias


A veces es mejor cortar por lo sano


Otras veces por la violencia del contenido :


Estos Beatles tan transgresores como siempre...

Luego tenemos a nuestra querida Mtv que nos censura toda la chicha de nuestros videoclips más queridos y a la vez fomenta esos programas de masoquistas dirigidos públicos sádicos.

Casos tan absurdos como el revuelo se montó en EEUU por la teta de Janet, ya más conocida que la propia interprete o la retirada de la revista jueves en la que los Príncipes de Asturias

Total que una lista interminable. Con lo fácil que sería permitir a cada cual lo que quiere ver, oir o crear.

No sé igual hay cosas que es mejor censurar...

4 comentarios:

temmpus dijo...

A mi lo de la censura no me parece bien, pero yo quiero que me avisen.

Echo de menos aquello de "las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad".

Una pegatina en los libros, discos, películas diciendo que contiene sexo, violencia o lo que sea, me parece más que correcto. Si estamos en la era de la información(que lo dudo), es lo mínimo que espero.

Un abrazo!!

Ramsey dijo...

Hola,fiel Tempus.
Es cierto que ya no avisan ni en los telediarios de lo de "las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad", pero hay advertencias que son absurdas, o se hacen bién o mejor que no se hagan.
Y es que como bien dices estamos en la era de la "desinformación"

peibol dijo...

¿Sabes que los dvds de barrio sésamo en estados unidos, se anuncian como para mayores de edad, por fomentar cosas tan perversas, como que un adulto juegue con niños y le ofrezca dulces?

NÚRIA dijo...

La portada del Butcher Affair se la dediqué en mi blog de muñecas a mi hermano: super fan de los Beatles...El resto no las conocía, me ha gustado esta entrada...He llegado de casualidad por una foto en google de la Nancy-Vaquerizo ;)